Comisiones Obreras de la Región de Murcia | 13 abril 2024.

La Región de Murcia entre las más inflacionistas del país.

  • La subida mensual de los precios en la Región es la misma que en el conjunto de España (0,2%)
  • En términos interanuales, nuestra Región sigue ocupando la cuarta posición entre las comunidades autónomas más inflacionarias este mes, detrás de las Islas Baleares, Canarias y Cantabria.
  • El IPC interanual en la Comunidad escala al 3,9% en septiembre frente al 3% de agosto. En España sube hasta el 3,5%.

13/10/2023.

El incremento mensual de los precios en la Región de Murcia ha sido del 0,2% este mes de septiembre con respecto a agosto. Esto supone cuatro décimas menos que en el mes anterior, donde el incremento mensual fue del 0,6%. Este incremento mensual en Septiembre ha sido el mismo que en el conjunto de España.

La variación anual del IPC en el mes de agosto en la Región se dispara hacia el 3,9%, lo que supone nueve décimas más que en el pasado mes de agosto (que fue del 3%).

Comparando con la media estatal, se constata que en el conjunto de España la subida de la tasa anual entre agosto y septiembre también es de nueve décimas, pasando del 2,6% al 3,5% de incremento interanual (es decir, de septiembre de 2022 a septiembre de 2023).

En términos interanuales solo muestran una inflación más elevada las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, las Islas Baleares, Canarias y Cantabria. Es decir, la Región Murciana se posiciona, si excluimos a las ciudades autónomas, en la cuarta comunidad más inflacionaria en el conjunto del Estado, la misma posición que en el mes de agosto.

En el mes de septiembre la mayor subida de precios con respecto al mes anterior en la Región de Murcia ha sido los “alimentos y bebidas no alcohólicas” (1%) seguido por “vestido y calzado” (0,6%) y “vivienda” y “menaje”, ambos grupos con un 0,4%.

Por el lado contrario, destaca por su decremento mensual de precios el grupo de “ocio y cultura” (-3,4%) y “medicina” (-0,6%). También desciende el precio de “bebidas alcohólicas y tabaco” (-0,4%) y “comunicaciones” (-0,2%).

En el conjunto de España los “alimentos y bebidas no alcohólicas” han subido menos (0,5%) que en la Región, aunque el “vestido y calzado” ha subido más, un 2,6% mensual.

Si tenemos en cuenta la variación anual destaca el hecho de un descenso interanual de los gastos de “vivienda” en un 13,2% (el único grupo que muestra una tasa negativa además de “vestido y calzado”) y una variación del 10,6% del grupo de “Alimentos y bebidas no alcohólicas”.

En el conjunto de España el grupo de “Alimentos y bebidas no alcohólicas” alcanza una tasa anual también muy elevada del 10,5% (una décima inferior a la de la Región de Murcia), mientras que también la “Vivienda” es el grupo que más ha reducido sus precios (-13,1%) (una décima menos que en la Región de Murcia).

Si descendemos en nuestro análisis hasta las rúbricas más concretas, podemos ver que en la Región de Murcia hay un aumento mensual de los precios en los “Aceites y grasas” de un 10,1%. Esta partida de “Aceites y grasas” es la más inflacionista y sigue pulverizando récords negativos con incrementos de precios insoportables para el consumidor medio (41,9% en España, 44,3% en la Región, en términos interanuales)

En cuanto a los mayores descensos mensuales de precios destaca el de las “patatas y sus preparados” (-2,2%) “pescado fresco y congelado” y el de la “leche”, con sendos -2,1% de descenso mensual.

En cuanto a las variaciones anuales de precios, aparte del “aceites y grasas” ya comentado, destacaría el 27,7% del “azúcar”, y otras partidas alimenticias como las “legumbres y hortalizas frescas”, frutas frescas, leche, huevos, agua mineral, refrescos, zumos… partidas que mantienen tasas de crecimiento anual de precios de dos dígitos (entre 10% y 18%).

Por el lado positivo, destacar los descensos de precios en “calefacción, alumbrado y distribución de agua”, que a pesar de experimentar un crecimiento mensual de precios, tanto a nivel regional como estatal, mantiene una tasa de decrecimiento de precios anual del -26,3% en la Región de Murcia y del -27,6% en España.

Los “transportes públicos urbanos” e “interurbanos” siguen la misma tendencia de descenso de precios en términos interanuales, tanto en la Región de Murcia (-13% Transporte público urbano, -7,6% Transporte público interurbano) como en España (-6,1% Transporte público urbano, -4,2% Transporte público interurbano), algo positivo. 

La Región de Murcia nuevamente se sitúa como una de los territorios más inflacionistas del país, lo que repercute negativamente en el poder adquisitivo de la clase trabajadora y de las familias murcianas en general. 

Los productos de primera necesidad que forman parte de la cesta de la compra siguen su escalada de precios, lo que hace necesario intervenir sobre los márgenes excesivos de la cadena alimentaria, a esto se añade la subida de los precios de la electricidad y los carburantes, junto a los tipos de interés que afectan a las hipotecas. Suben todos los productos que forman parte de la cesta de la compra, como consecuencia de la subida de los márgenes empresariales. 

 

En cuanto a los incrementos salariales en la Región de Murcia los salarios crecen en un 5,27 %, qué es la subida media de los 59 convenios colectivos publicados hasta septiembre en nuestra Comunidad y que afectan a 192.000 personas, lo que demuestra que la firma del V AENC ha permitido impulsar la negociación colectiva, y que los salarios recuperen poder adquisitivo frente a la inflación.

 

Para CCOO, en todo caso, se debe seguir en la senda de desbloquear la negociación de algunos convenios colectivos que llevan mucho tiempo paralizados, así como la revisión de aquellos convenios colectivos que todavía no alcanzan el SMI 2023 vigente, y afectan a un gran número de personas, en la línea del V AENC que mandata a las mesas de negociación de los convenios subidas salariales del 4% para 2023, del 3% para 2024 y del 3% para 2025. 

 

El nuevo conflicto bélico entre Israel y Palestina puede tener efectos muy negativos sobre los precios, ya que puede suponer una nueva vuelta de tuerca a los precios de la energía y los carburantes, lo que a corto y medio plazo afectaría muy negativamente a nuestra económica y en la propia creación de empleo y nos podría situar nuevamente en subidas desmesuradas de los mismos.