La previsión es que la crisis del COVID-19 haga mella, interpretando la parcialidad de los datos

    El último dato de la EPA, referente al 1er trimestre de 2020 arroja un balance de 119.200 personas en paro, son 2.000 más que en el trimestre anterior y 11.800 más un año. No obstante, el comportamiento no es malo si comparamos los datos con el último trimestre de 2019, en el que se contabilizaron 15.200 más en el tercero.

    29/04/2020.

    La población activa que se estaba incrementando, ha perdido este último trimestre a 5.300 personas en la Región de Murcia y actualmente contamos con 723.900 personas en edad laboral, disponibles para trabajar. Son 13.600 personas más que hace un año.

    Esta situación puede venir influenciada por los ERTES que han tenido lugar en la Región, pues estas personas no están contabilizadas como población en el paro

    Respecto a la ocupación, contamos con 604.800 personas con trabajo, de las que 346.600 son hombres y 258.100 son mujeres. Es decir, en este trimestre tenemos 5.900 ocupados y 1.400 ocupadas menos.

    La Tasa de empleo en la Región de Murcia es de 49,30 puntos, 0.5 puntos por encima de la media nacional.

    El paro en la Región se ha incrementado en 11.800 personas, respecto al mismo trimestre del pasado año, (11.300 y 500 mujeres más), sin embargo.

    La Tasa de Paro, en nuestra Región este primer trimestre de 2020 es de 16´46 puntos para ambos sexos, (2´05 puntos más alta que la media nacional) quedando en un 14´21% para los hombres y en un 19´31 para las mujeres.

    Por sectores, la mayoría de las personas ocupadas se encuentran en el sector Servicios, sumando un total de 414.300, (2.100 menos que en el trimestre anterior y 17.100 más que hace un año).

    En agricultura se han perdido 1.100 empleos respecto al pasado trimestre, pero en industria se han incrementado en 500 los puestos de trabajo. En construcción se han perdido 4.500 ocupaciones. Por lo que el sector Industrial es el único que “ha mantenido” el empleo.

    A esto hay que añadir que el 14´2% de las personas ocupadas lo hacen a tiempo parcial, y respecto al sexo, significa que el 5´9% de los hombres y el 25´4% de las mujeres tienen este tipo de jornada.

    Todavía no se notan los verdaderos efectos de la crisis del COVID-19, pero con estos datos parciales, todo apunta a que haga una mella importante en el empleo en la Región, pues como sabemos, el mercado laboral en la Región se caracteriza por la precariedad laboral, causa del empobrecimiento de la población.

    CCOO RM exige, una apuesta por las políticas activas de empleo desde las instituciones, dotación de más recursos a la inspección de trabajo para que pueda luchar contra el fraude, pues se han detectado ERTES fraudulentos que no cumplen con la función de amortiguar el impacto de la crisis, sino de sacar beneficios a costa de la población más vulnerable. Para salir de esta situación, es necesario un cambio del modelo productivo hacia un trabajo decente, que elimine la brecha salarial, la temporalidad y la parcialidad en la contratación así como dignificar el trabajo de los sectores feminizados como los de sanitarios y los de cuidados.

    CCOO RM considera indispensable que las empresas afectadas cumplan con la legislación vigente y no se produzcan despidos cuando finalice este estado de confinamiento y se pueda “volver a la normalidad”. Pues muchas cosas van a cambiar y en estos momentos es imprescindible el reciclaje de las personas trabajadoras y la reinvención de las empresas en otras formas de producción y en otros modelos, para garantizar su supervivencia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.