Trabajadoras del hogar, trabajadoras por igual

    EN SEGUIMIENTO del impacto de género de la crisis del COVID-19, la secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco Martín, señala: “Son tiempos de esfuerzo colectivo y de solidaridad, y siempre lo son para la justicia y la igualdad. El Estado tiene una deuda de equiparación de derechos con las trabajadoras domésticas y desde CCOO vemos con preocupación que han vuelto a quedar fuera de las medidas adoptadas, lo que les añade desprotección social. No pueden acogerse a los ERTEs, ni al desempleo, tampoco cuentan con protocolos y equipos de protección ante el coronavirus y pueden ser despedidas solo alegando falta de confianza. Es hora ya de que las trabajadoras del hogar tengan los mismos derechos y protección social que el resto de personas trabajadoras. Desde el sindicalismo de clase pedimos al Gobierno que en esta crisis no abandonen a las trabajadoras del hogar”.

    20/03/2020.
    Trabajadoras del hogar, trabajadoras por igual.

    Trabajadoras del hogar, trabajadoras por igual.

    UNA VEZ CONOCIDO el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, desde CCOO se ha hecho una primera valoración, observando con preocupación que en estas medidas iniciales se han olvidado de la protección de las trabajadoras del hogar, recordando que es preciso atender a las necesidades de protección económica, social y de salud laboral de este colectivo altamente feminizado, que se ve golpeado por el impacto de la crisis. (Ver Valoración de urgencia de las principales medidas laborales contenidas en el Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinariaspara hacer frente al impacto económico y social del COVID-19).

    También desde la Federación de Construcción y Servicios se denuncia este abandono en la puesta en marcha de medidas extraordinarias y se reclaman medidas de protección social, económica y de seguridad laboral para este colectivo.

    Porque desde CCOO no las olvidamos. Son un colectivo claramente feminizado (el 98% son mujeres), que oscila entre las 600 mil y las 700 mil trabajadoras, muy difícil de precisar pues solo hay unas 400 mil dadas de alta en la Seguridad Social y se estima que un tercio del total está en la economía informal (el 35%). Además, con un alto porcentaje (en torno al 40%) son inmigrantes.

    Las trabajadoras del hogar no tienen la misma cobertura de derechos laborales y prestaciones sociales que el resto de personas asalariadas: ni a desempleo, ni a la protección en salud laboral, ni a negociación colectiva, ni empleadores que puedan acogerse a la tramitación de expedientes de regulación de empleo. Muchas trabajan desde la economía informal, sin estar dadas de alta y están sobreexpuestas a la discontinuidad, con las consecuencias de añadir barreras para su acceso a la pensión de jubilación. Quedan, en general, más expuestas a situaciones de abuso que puede manifestarse en salarios más bajos, jornadas extenuantes, mayor exposición a situaciones de acoso sexual… y más exposición a riesgos de contagio y enfermedad en el caso del COVID-19, al no tener cobertura de baja por enfermedad, si caen enfermas, o viendo aumentada su carga de trabajo por el confinamiento familiar o cuidando a personas enfermas sin la necesaria equipación preventiva.

    Por eso, CCOO reclama igualdad de derechos laborales y de protección social para este colectivo feminizado y socialmente invisibilizado, muy precarizado, reclamando al Gobierno que ratifique sin demora el Convenio 189 de la OIT, cumpliendo el compromiso adquirido. Porque significa igualdad de derechos, protección social y salarios dignos para estas trabajadoras. En 2011 la OIT aprobó el Convenio 189 sobre el trabajo doméstico, estableciendo un marco internacional de normas y criterios que garanticen el tratamiento regulado del trabajo doméstico, reconociéndole además el valor social y económico. La ratificación de este convenio garantizaría para estas trabajadoras el mismo trato que el resto de personas asalariadas en información sobre condiciones laborales (salarios, jornadas, descansos), prestaciones, indemnizaciones, acceso a las denuncias laborales, prevención de riesgos y salud laboral, etc.

    Elena Blasco Martín, secretaria confederal de Mujeres e Igualdad, vuelve a reiterar una demanda permanente de CCOO y anuncia: “Las trabajadoras del hogar tienen el mismo derecho a un empleo digno. Reclamamos igualdad de derechos, prevención y protección para las trabajadoras del hogar, y más en estos momentos de crisis del COVID-19. Es imperativo que el Gobierno ratifique el Convenio 189 de la OIT y que se aborden en el marco del diálogo social los cambios legislativos necesarios para la dignificación y equiparación laboralde este sector, sin más dilación. Con ello se enviaría, además, un mensaje decisivo para la sociedad: la valoración y dignificación de las tareas de cuidado, fundamentales en el sostenimiento de la sociedad y tradicionalmente invisibilizadas y desvalorizadas. El sindicalismo de clase de CCOO no va a permitir dejar en la cuneta de las medidas sociolaborales y de prevención de riesgos a las trabajadoras del hogar. Porque son trabajadoras, por igual”.

    Información sobre el coronavirus en actualización permanente.

    #8MSiempre #VivasLibresUnidas

    Secretaría Confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, 20 marzo 2020

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.