Tolerancia cero con la LGTBIFOBIA en el trabajo

    15/05/2020.
    PARENOS LA LGBIFOBIA

    PARENOS LA LGBIFOBIA

    La falta de concienciación sobre los riesgos de la LGTBfobia en los entornos laborales es una realidad frente a la cual es necesario actuar. Aún perviven estereotipos homófobos en parte del empresariado o del personal responsable de la contratación que actúa como “filtro” negativo para el acceso al empleo de personas LGTBI. En otras empresas, se condiciona a las personas trabajadoras para que oculten su expresión de género si quieren acceder a la promoción profesional o se les amenaza directamente con la no renovación de su contrato e incluso con el despido. En muchos entornos laborales las personas LGTBI soportan acoso o bromas humillantes y el uso homófobo del lenguaje de manera mucho más frecuente de lo que se podría pensar.
    Las empresas deben incorporar en sus discursos y principios el respeto a la diversidad sexual y a la expresión de género, implicándose en acciones de sensibilización sobre el respeto a la diversidad sexual. Es muy importante que sean proactivas para lograr un ámbito laboral exento de discriminación hacia las personas LGTBI y que estas puedan manifestarse de forma libre y plena en su puesto de trabajo. Ejercer o permitir comportamientos vejatorios hacia las personas LGTBI no puede validar ninguna encuesta sobre la calidad del clima laboral en una empresa. En cambio, incluir preguntas para evaluar si existe LGTBIfobia en la empresa sería muy necesario para combatir de forma temprana la posible discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género. Actuar de forma preventiva y formar en el respeto a la diversidad es mucho más rentable para una empresa que intervenir en la resolución de conflictos laborales por discriminación o acoso LGTBIfóbico.
    La lucha contra la LGTBIfobia también debe estar presente en el ámbito de la negociación colectiva, incorporando cláusulas específicas que protejan y defiendan la integridad de las personas LGTBI en el ámbito laboral. Debería de considerarse como un riesgo psicosocial, tener un protocolo propio de prevención y actuación ante las discriminaciones que puedan producirse, y procurar el conocimiento expreso de toda la plantilla trabajadora. Se debe proporcionar y difundir un canal de comunicación o denuncia en la empresa para que cualquier persona trabajadora sepa como debe proceder ante un caso de LGTBIfobia. La consideración de riesgo psicosocial garantizaría especialmente la protección de las personas LGTBI en las Pymes, donde el riesgo de desprotección es mucho mayor al no existir representación sindical que pueda asesorarlas y apoyarlas.
    La Administración pública también es responsable en la lucha contra la LGTBIfobia. En la Región de Murcia se aprobó en 2016 la Ley de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales, y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género. Salvo la existencia de la ley, nada se sabe sobre medidas de la responsabilidad social empresarial, códigos éticos y de conducta que contemplen medidas de protección frente a la discriminación por razón de expresión e identidad de género, acciones que favorezcan la contratación e inclusión laboral de las personas LGBTI, la incorporación en las convocatorias de ayudas para la conciliación de la vida laboral y familiar de cláusulas que contemplen la heterogeneidad del hecho familiar, el desarrollo de estrategias para la inserción laboral de las personas transexuales y transgéneros, ni de la prevención, corrección y eliminación de toda forma de discriminación por orientación sexual e identidad de género en materia de acceso al empleo, contratación y condiciones de trabajo. Las políticas de fomento de la igualdad y no discriminación LGTBIfóbicas en el empleo por parte de la Administración regional son una quimera, un engaño, una estafa.
    Desde CCOO nos confrontamos a la realidad regional con resolución y reafirmamos nuestro compromiso para favorecer entornos laborales inclusivos y libres de LGTBIfobia. Y para ello trabajamos en diferentes frentes de actuación: se ofrece formación continua a la delegación sindical, se generan herramientas didácticas de apoyo, se formulan propuestas en los procesos de negociación colectiva, se interviene en el lugar de trabajo para actuaciones de prevención, sensibilización o de denuncia, se establecen redes de apoyo y colaboración con entidades y organizaciones LGTBI, y se ofrece asesoramiento integral a las personas afiliadas en situación de acoso o conflictos en el ámbito laboral por la expresión de su orientación sexual o de su identidad y/o expresión de género.

    Entre todas y todos
    Paremos la LGTBIfobia
    CCOO contigo

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.