La Justicia Patriarcal vuelve a mostrar su rostro más misógino

    CCOO RM muestra su más absoluta repulsa a la sentencia emitida en relación al juicio de los violadores de la manada y critica especialmente el indignante voto particular de un juez que etiqueta a las mujeres de forma repulsiva, discriminatoria y ofensiva.

    28/04/2018.

    URL | Código para insertar

    Es incomprensible que una joven acorralada por cinco hombres, humillada y penetrada 11 veces, no constituyan hechos suficientes para que esos hombres sean juzgados como violadores. Es aún menos comprensible y sobre todo indignante que un juez diga que advierte delicadeza en los gestos de estos cinco violadores. Los propósitos de este juez son tan ofensivos y humillantes que debería ser inhabilitado y desde luego, de no serlo, jamás debería serle permitido juzgar de nuevo un caso de agresión, abuso o acoso sexual. Porque lo que acaba de hacer este juez es justificar la cultura de la violación y esto es inaceptable.

    Nuestro Código Penal necesita desde luego reformas que concedan mayor protección ante las agresiones, abusos y acosos sexuales, pero ofrecía la posibilidad de haber sentenciado a estos violadores por lo que hicieron: violar brutalmente en manada a una chica indefensa y sin su consentimiento.

    Tras esta enorme indignación, que ha sacudido no solo nuestro país, sino el mundo entero, hay preguntas que seguramente nos hacemos muchas personas. Después de esta grave injusticia, ¿qué credibilidad van a tener a partir de ahora las instituciones públicas animando con sus campañas a las víctimas de agresión, abuso o acoso sexual a denunciar?

    Ayer por la noche, mientras en las ciudades de toda España se escuchaban clamores de indignación, en la ciudad de Murcia, durante una fiesta celebrada en el campus universitario, otra joven fue violada. Valientemente denunció, pero, ¿tendrá la seguridad esta nueva víctima de tener un juicio justo? ¿Por qué están ocurriendo casi de forma sistemática violaciones en las fiestas, sean de pueblos, de ciudades o universitarias, por hombres jóvenes que incluso tienen pareja y posibilidad por lo tanto de mantener relaciones sexuales sanas?

    Son incógnitas que quedan por despejar, y que necesitarán mucho debate, para analizar una sociedad cada vez más machista, más injusta y más descarnada.

    La justicia patriarcal debe de saber que no vamos a permitir la reproducción de actitudes misóginas. Las mujeres seguiremos en la calle manifestando nuestra indignación y exigiendo el respeto que nos merecemos.

    Desde CCOO RM manifestamos nuestro apoyo a todas las mujeres víctimas de violencia machista y seguiremos trabajando como lo hemos hecho hasta ahora, atendiendo a las víctimas de violencia de género y luchando en la Inspección de trabajo y en los juzgados para que los casos de abusos y acosos sexuales en el ámbito laboral sean tenidos en cuenta como lo que son: abusos y acosos inadmisibles en una sociedad democrática que se dice respetuosa de los derechos humanos.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.